(nacida en MedellínColombia el 3 de octubre de 1960), es una cantante colombiana de cumbia, boleros, vallenato y música tropical conocida artísticamente como Margarita La Diosa de la Cumbia. Ha sido galardonada por el Senado de Colombia con la Orden de Caballero en 2012 por su labor artística y trabajo de difusión de la cultura colombiana en el extranjero, principalmente en México.

Antes de ingresar a formar parte de la Sonora Dinamita, Margarita grabó un par de discos de baladas en Medellín (nombres de discos) a la vez que visitaba los estudios de Discos Fuentes para trabajar grabando “jingles” para la radio y la televisión. En este mismo lugar el productor musical de “La Sonora Dinamita” Víctor Nanni escuchó su voz y le dijo que quería “esa voz” para la agrupación que empezaba a ser muy conocida no solo en Colombia, sino en el extranjero, especialmente en México.

Sin pertenecer totalmente a “La Dinamita”, Margarita grabó éxitos como “OYE” (Disco de Platino en México), “La Cumbia del Sida”“La Maleta” y “La Cortina”, entre otros, que le permitieron darse a conocer a nivel masivo.

En 1986, Margarita es invitada a residir en México para convertirse oficialmente en vocalista de “La Sonora Dinamita”. Fueron 6 años de trabajo incansable recorriendo el país y gran parte de la Unión Americana, hasta que en 1990, tomó la decisión de ir en busca de su propia suerte como artista. Dejó la Sonora Dinamita y firmó con Discos Peerless para grabar con su propio grupo “Margarita y su Coco Loco”, que solo duró 2 años como tal y que después conoceríamos como la “SONORA DINAMITA.

 

ESCUCHANOS TODOS LOS SABADOS DESDE 16.00 HRS HASTA 22.00 HRS.
ENCUENTRANOS EN FACEBOOK RADIO FIEBRE LATINA                                      ESTOCOLMO

 

 

.

Inicios (1982-1989)[editar]

El proyecto se originó a partir de la Sonora Palacios. En la década de 1980, cinco de sus integrantes, Benito Villarroel (trompetista), Miguel Castro (guitarra), Patricio Cereceda (bajo), Fernando Adám (pianista), liderados por su cantante Patricio «Tommy Rey» Zúñiga, deciden buscar nuevos horizontes musicales. En el camino, se unen a ellos Luis Césped y Leonardo Núñez, trompetistas, y Leo Soto, percusionista.1 Estos ocho músicos fundan, el 9 de marzo de 1982La Sonora de Tommy Rey, comenzando así una extensa y exitosa carrera.

El año ’82 se formó La Sonora de Tommy Rey, que nos costó, como te digo, mucho, mucho, mucho. No podíamos ir a la tele, nadie nos conocía, me conocían la voz, me identificaban pero no tenían mucha confianza. La cuestión es que al final, cuando nos llevaron al Festival de la Una, en ese tiempo, de Enrique Maluenda y después a Sábados Gigantes, empezó a darse a conocer la orquesta.

Ese mismo año graban su primer álbum del cual se desprende la canción «Daniela», alcanzando disco de oro. En 1984, la sonora se muda al pequeño sello Star Sound, compañía para la cual graban cuatro álbumes. Tres años más tarde registran su primer trabajo para CBS, del cual se destaca el single «Pipiripau». Además, también tocaban temas clásicos de La Sonora Palacios como «Los domingos», «Candombe para José» y «Un año más».1

A mediados de los años 1980 La Sonora de Tommy Rey comienza a mostrar su trabajo internacionalmente. Viajan a Buenos Aires, presentándose en el Canal 9 de Televisión y ofreciendo conciertos para sus compatriotas. Durante los siguientes tres años se presentan en los Carnavales de MendozaArgentina. En 1987 viajan a Europa, recorriendo SueciaDinamarcaBélgicaSuizaAlemaniaFrancia e Italia, periplo que repiten al año siguiente. En 1988 viajan a Australia, y posteriormente actúan en Brasil para los chilenos residentes en ese país.

 

 

".

Finales de 1961 e inicios de 1962. Poco a poco, los ritmos coléricos comenzaban a florecer en el dial, de la mano del rock and roll y la fiebre mundialera, desplazando casi por completo de las radios a los espacios bailables, donde el chachachá, las guarachas y el mambo habían sido los protagonistas indiscutidos durante la década anterior. Disfrutando de aquellos ritmos, entre Talca y Santiago, crecía un entonces estudiante de violín del Conservatorio de la Universidad de Chile, quien por esos días comenzaba a concretar un largo anhelo: formar su propia orquesta inspirándose en su banda favorita, la Sonora Matancera.

“Al principio no era de mi agrado la música, porque cuando niño mi papá era muy estricto, y era una obligación estudiar música. El que iba en la mañana a la escuela, durante la tarde debía estudiar música, y así. Éramos 14 hermanos. Incluso, cuando mi papá salía a trabajar nos dejaba con la tarea de practicar, y llegando a la casa nos revisaba los dedos para ver si teníamos las cuerdas marcadas o nos habíamos puesto a jugar”, cuenta Marty Palacios Caro, fundador y director de la Sonora Palacios, su alegría de toda la vida.

Entró al conservatorio sabiendo que lo suyo era la música popular. Y clandestinamente, junto a compañeros, familiares y amigos, conformó un conjunto entre clase y clase, que incluía violines con cápsulas (para poder ser amplificados), piano y timbaletas. Los violines fueron alternando paulatinamente con las trompetas, hasta que estas últimas terminaron por ganar su espacio definitivo en el conjunto, el que rápidamente comenzó a cautivar al público en escenarios como la Taberna Capri, y locales de la calle San Diego. “Hacíamos boleros, y lo que tocaban las orquestas de ese tiempo. Pero la idea era hacer algo diferente y crear algo con lo que el público pudiera bailar, porque seguir haciendo mambo no tenía gracia”, afirma Palacios.

Es en esa búsqueda donde persigue una nueva sonoridad, sencilla, marcada y con un ritmo que la hiciera especial. Es ahí donde nace un nuevo estilo de cumbia, completamente diferente a su versión centroamericana. “La cumbia colombiana es pausada”.Entonces lo que hice fue armar temas con una introducción corta, que se sintiera el impulso, una letra con contenido, coro repetitivo, volver a la letra y coro. Todo esto sincopado con una bonita melodía. Nuestros temas duran dos o tres minutos máximo, en cambio la cumbia colombiana puede durar fácilmente cinco o seis minutos”, señala Palacios.

Fruto de esa fórmula, comienzan a nacer las primeras cumbias de la Sonora, las que inmediatamente llaman la atención del público asistente a sus presentaciones, quienes llenaban la pista al sentir sus primeros acordes. “La gente pedía que repitiéramos las cumbias. Eran temas sencillos donde el cantante dice algo, y las trompetas contestan, mientras el piano va armonizando, haciendo un tumbao, como le llamamos nosotros, y junto al bajo, que hace un acompañamiento sencillo. Todo muy acorde al chileno, porque no somos bailarines netos. Por eso entramos inmediatamente y gustó”, recuerda Marty Palacios, patriarca de tres generaciones de una familia de músicos ligados a la Sonora. Hoy comparte escenario junto a dos de sus hijos y un nieto.

".

José Pastor López, (BarquisimetoLara(VEN)Venezuela, 15 de junio de 1944), más conocido como "joe", es un cantantemúsico y compositor venezolano de género cumbia. Se inició cantando música llanera; impulsado por sus hermanos, alcanzó reconocimiento al pasar por el combo de su compatriota Nelson Henríquez, luego de su paso por otras agrupaciones como la de Aníbal Velásquez Hurtado, Los Mayorales y el Combo de Emir Boscán. Luego de dos años en el combo de Nelson Henríquez (1972-1973) y con el apoyo de Discos Dark, propiedad del productor Roberto Gómez Rueda, formó su propia agrupación Pastor López y su Combo 1973, desde entonces ha grabado temas inéditos venezolanos y cumbias, varias de las cuales son de autores de cumbia peruanos ("Cariñito", "Traicionera" y otras más).

Reside en Colombia y Argentina, realiza allí la mayor parte de sus presentaciones y disfruta de considerable popularidad. Además, su agrupación musical ha sido conformada en su mayoría por músicos colombianos. La trayectoria musical de Pastor López en VenezuelaColombiaEcuador y otros países es considerablemente extensa. Su estilo es la música tropical, en la que se destacan géneros como la cumbia, el paseo vallenato, el paseaíto y el porro, entre otros. Su agrupación está conformada por dos trompetaspianotimbalbajo, conga, un corista y él como cantante Apodado "El Indio

 

.YOLITO :

Nació en Concepción el 21 de mayo de 1932. Estudió música en el Conservatorio Laurencia Contreras de su ciudad natal, y posteriormente en el Conservatorio Nacional de Música en Santiago, dependiente de la Universidad de Chile. Compuso la música para el ballet "El grito" de la Orquesta Sinfónica de Chile, y fundó el grupo de percusión Novarum en la Universidad Católica.2

Mientras estaba en el Conservatorio, se integró a la orquesta de música tropical Ritmo y Juventud, formada en 1958 con exintegrantes del grupo Los Peniques.3 4 En la década de 1960 también formó parte de los grupos Pat Henry y los Diablos Azules (1964-1966),5 y Los Primos.6 Luego se radicó por un tiempo en los Estados Unidos, donde incluso se presentó junto a Tito Puente.7 Allí fue seleccionado para participar en el Festival de la Canción Latinoamericana en Nueva York.8

En 1968 conformó su propia banda, Giolito y su Combo, con la cual editó unos 50 álbumes.2 Paralelamente fue baterista de la orquesta del programa Sábados gigantes —dirigida por Valentín Trujillo— por más de 20 años, antes que el programa se trasladara a Miami.7

El 22 de febrero de 2008 se presentó junto a su banda en el XLIX Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.9 Pocos meses más tarde, el 24 de noviembre del mismo año, falleció producto de una cáncer de estómago. Giolito y su Combo continuó tras su muerte, ahora liderada por su hijos Bruno y Marcelo Giolito.1

Con su caracteristico sentido del humor y su picardía, Pachuco dió a la orquesta un nuevo sello y estilo que poco a poco fué cautivando al público. 27 años estuvo la orquesta tocando en la Boat "La Sirena" en donde acompañaron a Estrellas de la música internacional como Celia cruz, Rafael, Yaco Monti, Stella Ravan y los 5 latinos, Leonardo Favio, La Tongolele entre muchos otros. Luego tocaron estable en la "Posada Tarapacá" y posteriormente en los "Adobes de Argomedo" hasta que llegó el momento esperado por Pachuco; La Cubanacan en el festival de Viña del Mar. Fué tal el exito obtenido en 1986 que la prensa lo llamó " El Pachucazo" y de ahí en adelante la orquesta repitió su paso por La Quinta Vergara en 1987, año que internacionalizaron su carrera y 1989 para consagrarse como La orquesta más importaís. 

PACHUCO Y LA CUBANACAN: